Incendios en Chile generan un paradigma en el rubro forestal

0

Enfrentados a los incendios más devastadores y aterradores que tenemos memoria en Chile, se debe comenzar a pensar como cambiar ciertas situaciones que a lo largo de más de 30 años no han sufrido grandes modificaciones. Ya no da para más y debemos ser capaces de enfrentar este paradigma como una oportunidad para pensar en nuestros compatriotas, nuestros bosques, campos, flora y fauna, al final de cuentas, nuestro ecosistema .

Recordemos que el Decreto Ley 701 pone énfasis en el fomento forestal, otorgando beneficios orientados hacia la protección, incremento, manejo racional y fomento de las actividades forestales en Chile, bonificando las plantaciones forestales, yendo en directo beneficio de las empresas.

Pese a que las plantaciones forestales se han convertido en un crecimiento económico para Chile debido a que la industria forestal representa la segunda actividad económica más importante después de minería, este crecimiento económico del sector forestal no ha sido equitativo ni es sustentable, las externalidades negativas han afectado a los chilenos y se basa en el supuesto que los recursos naturales asociados a sus prácticas son inagotables… entre estos, el suelo y el agua….ahora somos testigos que esto entró en crisis ambiental.

Otro medio de prueba atribuido a las especies exóticas forestales, es que disminuyen la productividad de los suelos, por la erosión asociada a los sistemas de cosecha y por la demanda de nutrientes de las especies de rápido crecimiento como lo son los cultivos forestales, que son de tan alta rotación, que no alcanzan a recuperar lo consumido del suelo.

Lo mismo ocurre con el agua, ya que comparaciones de bosques nativos y exóticos (como pino y eucaliptus), demuestran que las escorrentías (escurrimiento a la corriente de agua que se vierte al rebasar su depósito o cauce naturales o artificiales) en estación seca se correlacionan positivamente con cubiertas de bosque nativo y que especies exóticas secan fuentes de agua, las cuales en el pasado, eran las vertientes para los habitantes del sector.

Propuestas para equilibrar este crecimiento económico, haciéndolo sustentable:

  • Partir por agregar cambios al Decreto Ley 701 en varios aspectos.
  • Crear bonos de agua donde las plantaciones sean regadas, de tal forma de aportar el agua del suelo que es necesaria para la alimentación de napas freáticas y la alimentación de los propios cultivos forestales, pero que aportan el recurso hídrico y no sólo se convierte en una explotación que arrasa, seca el suelo y aumentan las probabilidades de incendios en nuestro país.
  • Agregar seguros para vecinos y comunidades aledañas a plantaciones forestales si suceden incendios forestales en terrenos privados de las forestales.
  • Destinar recursos de las mismas bonificaciones para la generación de proyectos de valor compartido reales y plausibles en las comunidades que están insertas dichas plantaciones.
  • Bonificación para potenciar la plantación de bosques nativos en los bordes de las mismas plantaciones forestales para que interactúen y permanezcan en los límites hacia las comunidades.

andes@andeswines.com

Share.

Leave A Reply