Erasmo Caliboro, Terroir a orillas del Río Perquilauquén en el Valle del Maule, Chile

0

Por años hemos viajado para recorrer viñedos y conocer bodegas de elaboración de vinos de todas las calidades de viñedos antiguos y variedades finas europeas en varios países.

En esta ocasión, organizamos el #MauleWineExploration para recorrer los inexplorados rincones a orillas del Rio Perquilauquén, sector del Valle del Maule que gracias al esfuerzo del Conde Francesco Marone Cinzano y su gran equipo del campo, ha generado una gran familia en la zona de Caliboro que ha sentado las bases para posicionar a nivel internacional a este escondido rincón del Maule.

Pasaron más de 10 años para volver a visitar Caliboro, luego de un fugaz recorrido cuando estuvo en Chile Lynne Sharrock, donde pudimos degustar una vertical de ERASMO, nombre que da vida a uno de los vinos que ha hecho del Valle de Maule Sur, un sector emblemático de conocer y que lentamente se está abriendo al Turismo.

Nuestro anfitrión, César Opazo, Gerente de Erasmo nos recibió cordialmente como siempre. Tomamos la tarde libre para disfrutar de un atardecer único y prepararnos para el recorrido.

A la mañana siguiente, comenzamos la aventura de recorrer el Terroir de Caliboro en compañía de un grupo de enólogos Argentinos que seducidos por los vinos e historias de campo entorno a Caliboro, recorrieron animadamente el sector.

Por primera vez recorrimos la quebrada que termina en el Río Perquilauquén, previo a caminar cuartales de diversas variedades de vides que dan vida a los vinos de la Viña, como el Mourvedre que esta pasada temporada vio nacer un Rosé que fue ideado y vinificado por Santiago Marone Cinzano, el cual ha sido una revelación para la Bodega Maulina.

En el año 1995, el Conde Francesco Marone Cinzano, dueño de la Bodega Col D’Orcia en La Toscana en Italia, decidió emprender y producir vinos fuera de Europa. Chile fue uno de sus principales objetivos, país que recorrió buscando un Terroir único que le entregara una gran potencial para obtener uvas de alta calidad.

En cada momento, César nos contaba todas las aventuras y situaciones que les ha tocado enfrentar desde que comenzaron a producir vinos. Situaciones que los ha hecho conocer en detalle de cómo se comportan sus parras para poder interpretar como serán sus uvas y poder vinificarlas de forma adecuada.

A la degustación organizada para los visitantes, se unió la agrónomo-enóloga Irina Diaz, quien trabaja como investigadora de INIA Cauquenes, enfocada en el rescate de vides antiguas de Chile. Interesantes comentarios de la evolución de los vinos que en botella se han comportado de forma excelente.

Erasmo 2001, primera cosecha de un viñedo establecido en la zona de Loncomilla, sector de secano (sin riego) con intensa luminosidad, que asegura la alta producción de antioxidantes. La mezcla de ese primer vino fue de 60% Cabernet Sauvignon, 10% Cabernet Franc y 30% Merlot, el cual comenzó a evolucionar de ahí en adelante para encontrar la máxima expresión del Terroir.

Todas las parras utilizadas para la producción de Erasmo fueron de selección masal traídas directamente desde Italia, las cuales se adaptaron perfectamente al clima y suelo de Caliboro.

En el año 2009, la novena versión de Erasmo, tuvo un cambio importante debido a que el viñedo ya estaba más equilibrado con parras de 8 y 10 años en las terrazas aluviales en la orilla del Río Perquilauquen. De esta forma, el equipo decidió embotellar un vino que tenía una mezcla de 60% Cabernet Sauvignon, 10% Cabernet Franc, 25% Merlot y de 5% Syrah,

Las uvas para esta mezcla fueron cosechadas de forma manual, y tuvo una fermentación alcohólica con levaduras nativas en tinas de acero inoxidable con maceraciones post fermentaciones largas. La fermentación maloláctica se llevó a cabo en barriles de roble francés pasando, luego, a una crianza en madera por 18 meses, siendo embotellado el 26 de Enero 2011, sin ser filtrado, preservando toda tipicidad que entrega el terroir. Tuvo guarda de 12 meses en botellas, previa a su comercialización.

El gran desafío para Erasmo luego de más de 15 años de trabajar el Terroir de Caliboro para lograr vinos únicos, radica en poder abrir las puertas a los visitantes nacionales y extranjeros, proceso que lentamente César Opazo y el Conde Franceso Marone Cinzano y su equipo en Chile han generado las instancias para que dicha experiencia sea un imperdible del Valle del Maule.

andes@andeswines.com

Share.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.