Entrevista a Jaqueline Lizama / Enóloga / Travelling Winemaker

0

China 2Jaqueline Lizama es Chilena y lleva viviendo fuera de Chile desde el 2009. Es ingeniero agrónomo enólogo egresada de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En el 2007 termió la especialidad de fruticultura, pero no lo suficientemente convencida del rubro y con la ventaja de tener ramos en común decidió estudiar una segunda especialidad, enología.

Ligada a esta última, trabajó en investigación en genética sobre el Carmenere durante 1 año. Siempre con ganas de descubrir, aprender y aplicar lo estudiado consiguió permiso para ir a hacer una vendimia por la temporada. En esos tiempos pensaba que sólo era para saber de que se trataba….

Mi primera vendimia fue en la bodega Cousiño Macul. Desde aquella primera oportunidad descubrí lo que mueve mi mundo. Hacer vino es una pasión, es hacer lo que quiero, es viajar, es hacer amigos, y crear algo que por más que intentes replicarlo siempre será único. Después de la primera vendimia. La fuerte relación entre hacer vendimias y viajar sigue intacta hasta el día de hoy. Al principio me declaraba una total «traveller winemaker» lo que me llevó a hacer vendimias en USA, Australia, Austria, China y Nueva Zealanda, sumado a muchos lugares y países que fueron destino de vacaciones y por supuesto de wine tasting.

China 3Con el tiempo me enamoré de Nueva Zelanda, su cultura, su gente, sus paisajes y su pureza en todo sentido. Acabo de terminar la vendimia número 13 en Marlborough, mi segundo hogar. He ido y venido a la misma bodega conocida ahora como Matua Wines, parte de Treasury Wine Estate. Desde 2010 volví a hacer vendimias al mismo lugar. Aquí me dieron la oportunidad cada año de volver a trabajar en áreas diferentes, incluyendo técnico de laboratorio y enóloga de vendimia. Desde el 2014 trabajo de forma permanente para ellos pero siempre con la autorización para poder ir a casa o ir de vacaciones un poco más largas de lo común.

Por el momento soy enólogo de vendimia, trabajo en la bodega el resto del tiempo pero cuando necesitan ayuda en el laboratorio me van rotando en posición. Ellos reconocen cuando alguien pone esfuerzo y dedicación a hacer el trabajo bien. Siempre me han apoyado y demostrado que están felices de que trabaje con ellos y me dan la oportunidad de viajar para aprender porque creen que cada experiencia nueva en el extranjero me permitirá aprender algo que en el futuro podré compartir con ellos.

¿Cómo es un día normal en la Bodega?

Nueva Zelanda 4Al estar a cargo del programa de inoculación y fermentación de los mostos. Un día normal durante la vendimia empieza en conjunto con el grupo de enólogos de la bodega (2 Neozelandeses, 1 Ingles/Neozelandés y 1 Australiano) con el tasting a diario de cada tanque en fermentación que puede incluso llegar por sobre 200 muestras tan sólo de vino blanco durante el peak de la vendimia. Muestras a las que se le suman también las de vino tinto.

A diario probamos cada tanque en fermentación para seguir todo el proceso, así dependiendo de la etapa en la que se encuentren se deciden adiciones, cambios de temperatura y otros tipos de trabajos como remontajes. En conjunto con escribir las órdenes de trabajo para que se lleven a cabo las tareas hay que generar las órdenes para que el laboratorio pueda realizar los análisis que se requieran para seguir la fermentación. Ahora ya estable en Nueva Zelanda siempre estoy atenta a cualquier oportunidad de poder ir a trabajar aunque sea un par de meses al extranjero. Así es como mi aventura china empezó hace ya casi un año.

Con los nervios de aplicar a un proyecto tan interesante que me permite aprender, enseñar, viajar y hacer mi propio vino. Las vueltas de la vida me ayudó a que fuera 1 de los 48 elegidos alrededor del mundo para ir a Ningxia a hacer mi primer vino propio. China lo explico en aprendizaje, aventura, viajes, buena comida, y una industria del vino de una área específica con una ansias de surgir y de ser conocida alrededor del mundo. Definitivamente feliz de formar parte de una gran proyecto y más que todo un desafío personal y profesional.

Nueva Zelanda 1Resultado de una sorteo estoy trabajando en conjunto a Yang Yang International winery un «chateaux» cómo ellos se hacen llamar. Mucha influencia de Bordeaux en la variedad de vino producido. Gran influencia en aditivos y barricas francesas. En general, con aspiraciones a producir un buen vino al estilo francés que se complican bajo la realidad de una región y cultura diferente. Pero que a la vez se enriquece con su gente noble con muchas ganas de aprender. Una experiencia difícil en términos de lenguaje, enriquecedora en términos personales, desafiante profesionalmente pero que definitivamente al final te deja una sonrisa y una memoria llena de buenos recuerdos. China para se mi se resume a trabajar en condiciones totalmente inesperadas con muy poca planificación, siempre hay sorpresas de último minuto que te llevan a sacar lo mejor de ti. China tiene gente con pasión y ganas de aprender.

A su vez están dispuestos a enseñar todo lo que saben. Definitivamente están en una etapa de aprendizaje y búsqueda de una identidad que los haga únicos y de seguro quiero ser parte de eso. Por ahora ellos saben que pueden hacer vino, pero ahora es el momento de descubrir y desarrollar una gran industria que definitivamente tiene gran potencial. Trabajar en el extranjero te deja un sabor dulce-amargo siempre.

Me siento feliz de poder trabajar en lo que me gusta en otros países, en otros idiomas y con culturas totalmente distintas. Pero el sentimiento de extrañar a la familia, amigos y las costumbres chilenas siempre estará presente. Pero la calidad de vida hasta el momento es mi prioridad y me hace feliz que donde trabajo me intenten ayudar y reconozcan el esfuerzo que pongo día a día.

#TravellingWinemakers

andes@andeswines.com

@andeswines

Share.

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.