Café en la isla de Pascua: Se iniciará rescate e identificación de variedades

0

Hasta hace poco pensábamos que Chile no producía café. Recientes estudios respecto de plantaciones de café en Isla de Pascua revelan que Chile debe ser incluido en el llamado Cinturón del Café. Con el conocimiento agrícola y comercial de nuestro país, sumado al potencial de profesionales chilenos altamente calificados que ya se encuentran en el circuito internacional, se abre un nuevo capítulo inesperado en la historia del café.

Es por esto que se inició un proceso colaborativo para convocar a instituciones público privadas de investigación científica y de alta especialización en café para iniciar los estudios y trabajos en terreno con todo lo relacionado al café de Rapa Nui. La empresa chilena importadora de café Bee Coffee Shop, la Asociación Latinoamericana de Café Latam SCA y AgroWine Lab, aceleradora de negocios agro-pecuarios.

“El café llega a la Isla de Pascua en una fecha aún imprecisa entre 1800 y 1860. Chile proclamó soberanía sobre Rapa Nui en 1888. Si nos basamos en fechas respecto a territorio podemos hablar de café chileno desde ese fecha en adelante. Quienes lo habrían traído debe determinarse, pero la mayoría de los arbustos de café propagados por la Polinesia la responsabilidad es de holandeses. Es una historia apasionante, con historias de piratas y leyendas. A nivel de rescate patrimonial e identidad, podemos investigar y desarrollar una hermosa historia que jamás ha sido contada.” afirma Pamela Villablanca, Coffee Hunter de Bee Coffee Shop.

Se cuenta con el apoyo de Claudio Cristino, arqueólogo que trabaja en la Polinesia desde 1976, cuando trabajó en la restauración de la famosa aldea ceremonial de Orongo en Rapa Nui. En 1978 co-fundó el Instituto de Estudios Isla de Pascua de la Universidad de Chile en Hanga Roa, y fue su primer Director. Entre 1977 y 1990 junto a su colega Patricia Vargas llevó a cabo la prospección arqueológica de Rapa Nui registrando más de 20,000 rasgos y sitios arqueológicos que conforman la base de datos más extensa de este tipo en las islas del Pacífico.

Las plantaciones de la Isla de Pascua están abandonadas y en estado de alta fragilidad. Se han determinado grandes desafíos en los procesos y la iniciativa tiene como eje el traspaso de metodologías para estabilizar el ecosistema, levantar información de métodos de cosecha si los hubiera y en paralelo comenzar un estudio genético de variedades para determinar el trabajo de propagación y producción, estudios genéticos que serán encargados a instituciones especialistas en el tema.

“Es importante poder desarrollar un trabajo colaborativo con los isleños, pues los conocimientos y metodologías son de su beneficio, ya que se deberá realizar un proyecto para poder capacitar y especializar a las personas que les interese ser parte de este proyecto de tener una Finca de Café en la Isla de Pascua. Nuestra empresa se dedica a la alta calidad de café entregando a los coficultores herramientas para alcanzarla y nosotros solo compramos el grano, siempre asegurándonos de una cuota para nuestros clientes.” comenta Pamela Villablanca, Coffee Hunter de Bee Coffee Shop. Se trata de agricultura aplicada al segmento de lujo de café conocido como café de especialidad o en inglés specialty coffee.

La bolsa de Nueva York transa el café masivo que se conoce como commodity y se basa en su tamaño (calibre) para fijar su precio de transacción. Desde los años 90 viene desarrollándose un movimiento que busca café de alta calidad llamado café especialidad, specialty coffee, cuyo valor se basa entre otras cosas en los defectos visuales: categoría 1 es el top de línea, categoría 2 corresponde a premium y categoría 3 se denomina gourmet. La calidad del café commodity transado en la bolsa de NY corresponde según sus defectos al nivel 4 -5 en la especialidad. Este nivel 4 es el que encontramos en los cafés de alto consumo a nivel mundial.

El coficultor, quien busca satisfacer las demandas de mercado que piden los commodity y ve un retorno muy bajo en comparación a todo el trabajo del campo. Variedades de corta vida productiva, migración de temporeros, desgaste de suelos, plagas y cambio climático son algunas de las variables en los precios.

“El café de especialidad requiere de agricultores que sepan cómo diferenciarse y cómo alterar las condiciones para la calidad. Necesitan obligatoriamente aprender a catar para poder estar a la misma altura que sus compradores y así poder negociar de manera justa sus precios.” agrega la Coffee Hunter chilena Pamela Villablanca

El atractivo de un café chileno para el mercado internacional es alto. ”Internacionalmente la percepción de los productos chilenos es fantástica. No sólo por su calidad y trazabilidad, sino por la confianza en la gestión comercial. Chile intenta posicionarse hace años en el nicho de mercado de productos gourmet y nosotros apostamos a apoyar a empresas como Bee Coffee a buscar acelerar su negocio conectando con inversionistas y especialistas.”, comenta el Ingeniero Agrónomo Consultor en Marketing Agropecuario, Maximiliano Morales.

Omar Arab, estará a cargo de realizar el programa de “mentoring” con un plan de 3 meses en sesiones de trabajo con el equipo del proyecto a través de la aceleradora de negocios de AgroWine Lab, cuyo desafío es tener un plan estratégico para poder tener una propuesta de valor eficiente para la búsqueda de inversión y poder seguir con el crecimiento orgánico de esta iniciativa.

La cantidad de arbustos de café en la isla para uso comercial es limitada; es por esto que el proyecto se encuentra como plan piloto, recolectando granos de café en estado salvaje pensando en cómo se trabajará con los cafeteros de la isla. Se trata de un trabajo colaborativo público-privado para articular una Hoja de Ruta del cafe de especialidad Rapa Nui. Se resolverán diversos aspectos como: genética, manejo agrícola, métodos, tueste, branding, marketing y ventas.

Maximiliano Morales responde que “La existencia de café en Rapa Nui ha sido considerado por años como un mito. Nosotros como AgroWine Lab, en alianza con Latam SCA y Bee Coffee Shop EIRL, buscamos que sea una alternativa agrícola real para los agricultores de la isla. Los próximos pasos son el entrenamiento apropiado de manejo de cultivo y vivero, sumado al aprendizaje de los diferentes beneficios (métodos) y perfiles de tueste. Es por esto que el proyecto está buscando levantar unos USD 500.000 para el trabajo de campo y comercial ó USD 1M para incluir un estudio genético”

“Se recolectaron granos de café de la Isla de Pascua de plantas silvestres y Juan Mario Carvajal tostará esta semana dichos granos para poder realizar el análisis organoléptico y de aromas para luego determinar que otros estudios se deben realizar entorno a la calidad y forma de tostado. Se realizará una degustación del café durante la última semana de marzo en la Cafetería Kaffee Pause de Providencia, y de esta forma comenzar a integrar los equipos de trabajo para realizar este proyecto. No es un café comercial, sino, un proyecto piloto para iniciar un proceso colaborativo para presentar esta iniciativa a las instituciones adecuadas para lograr con éxito el desafío”, destacó Maximiliano Morales.

info@agrowinelab.com

 

 

 

 

 

 

 

Share.

Leave A Reply